¿Cómo tratar la tortícolis en casa?

Hoy os queremos mostrar unos sencillos ejercicios con los que podréis ayudar a vuestro peque a mejorar la movilidad del cuello si tiene problemas de tortícolis.

La tortícolis se produce por una lesión en el músculo esternocleidomastoideo y provoca que el bebé gire siempre la cabeza hacia el mismo lado.

La tortícolis se puede tratar. En función de la gravedad del problema la solución será más o menos compleja. Pero con un tratamiento adecuado pautado por un fisioterapeuta infantil se puede mejorar la postura. La mayoría de los casos se solucionan con ejercicios físicos, tratamiento manual y otras medidas posturales.

Ejercicios para ayudar tratar la tortícolis en casa

Coloca al bebé mirando hacia un lado (sin hacer fuerza) con las manos y luego estírale en horizontal el brazo del lado al que está mirando. Dobla el brazo contrario.

Colócate tú a la altura de sus ojos para hacer contacto visual con tu peque y haz un suave masaje en el brazo estirado, haciendo pequeñas presiones en el brazo.

Repite este proceso estirando el brazo contrario. Y repite alternando ambos brazos hasta hacer un total de 5 minutos en cada brazo.

Tummy time y movimiento ocular

El tummy time o tiempo boca abajo es muy importante para desarrollar la musculatura del cuello y de la espalda.

Coloca al bebé boca abajo en una superficie en la que suela sentirse a gusto (tu pecho, el cambiador, parque infantil…). En principio espacios cortos y poco a poco, en función de cómo se sienta, se irá ampliando el tiempo.

Para saber si tiene buen movimiento ocular, coloca objetos a ambos lados de su cabeza y cuando hayan llamado su atención, desplázalos y observa si los sigue con la mirada.

¡Recuerda que tú eres su mejor estímulo! Le encantará seguirte y observarte.

Algunos consejos más para casa

Sigue estos consejos que seguro que ayudarán a tu peque.

  • Si das el biberón, cambia al bebé de lado en cada toma.
  • Alterna también la posición del peque en la cuna para que mire a ambos lados para buscaros.
  • ¡Portéale mucho! Es una buena forma de fortalecer el cuello.
  • Cuando se duerma en la cuna o mientras lo estás porteando, colócale la cabeza al lado al que le cueste girar.

En cualquier caso, lo mejor es pedir cita al fisioterapeuta infantil para que evalúe cada caso de manera personal e individualizada.

Durante las sesiones, normalizaremos la columna del bebé para controlar la rotación del cuello. También se tratarán otras estructuras que puedan estar acompañando a la tortícolis, como el bloqueo del tronco.

Controlaremos que no aparecen deformaciones craneales y, en el caso de que las hubiera, las trataríamos en consulta.

¡En pocas sesiones notaréis la mejoría!

Pide cita en Fisiopeques

¡En Fisiopeques podemos ayudar a tu peque! Pide cita aquí y empezaremos a trabajar desde la primera sesión. Además, te daremos más consejos y recomendaciones, así como pautas para seguir en casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
    0
    Tu carrito